Testimonios de Terapeutas y medicinas alternativas

Todas las entradas en la categoría Testimonios de Terapeutas y medicinas alternativas

ESTUDIOS DE LA UNIVERSIDAD DE PITTSBURGH SOBRE LA TERAPIA REIKI EN PACIENTES ONCOLÓGICOS.

Publicado 26 enero, 2015 por Ana Maria Peña

En el Departamento de Anestesiología de la Universidad de Pittsburgh en los EE.UU. se realizó un estudio médico que recoge las mejoras sintomáticas en pacientes aquejados de cáncer, tras haber recibido tratamiento de reiki en los propios centros oncológicos en los que se encontraban ingresados. Este estudio fue llevado a cabo por los investigadores Marcus DA, Blazek-O’Neill B, Kopar JL.
El objetivo de este estudio fue el de analizar los beneficios percibidos por pacientes oncológicos tras recibir sesiones de reiki. La metodología fue la siguiente: durante un período de 6 meses, se invitó a pacientes adultos de un hospital universitario a recibir reiki a través de voluntarios. Tras estas sesiones de reiki, se solicitó a los pacientes a completar una encuesta en la que se preguntaba sobre los cambios percibidos tras recibir las sesiones de reiki.
Los cambios en el dolor, el estado de ánimo, la angustia, el sueño y el apetito se calificaron en una escala de 5 puntos: desde ningún beneficio (0) a gran beneficio (5). Las encuestas se distribuyeron después de completar el tratamiento y fueron recogidas en sobres con franqueo pagado.
 
Los resultados fueron obtenidos a partir de un total de 145 encuestas (con una tasa de respuesta del 34,5%). El tratamiento con reiki fue calificado como una experiencia positiva en un 94% en el centro hospitalario universitario y del 93% en los demás centros oncológicos, así mismo el 86% de los pacientes se mostraron interesados en recibir sesiones de reiki adicionales.
 
La mejoría sintomática fue similar en todos los pacientes, el 89% calificó la mejoría como de gran beneficio. La mejora en la relajación recibió el 86% como gran beneficio. Esta misma escala de gran beneficio recibió el 75% en la reducción de la ansiedad y de la preocupación. El 81% (hospital universitario) y el 78% (otros centros oncológicos) de los pacientes lo calificaron como un gran beneficio en relación a su estado de ánimo; mientras que el 43% y el 35% lo calificaron como gran beneficio para mejorar el sueño. El 45% y el 49% percibieron un gran beneficio en la reducción del dolor. Así mismo el 75% y el 63% notaron una gran mejoría en su actitud, y el 30% del total de pacientes mejoraron su apetito.

Publicado por: Ángeles Torres

FUENTE: http://espacioreikimadrid.blogspot.com.es/2015/01/estudios-de-la-universidad-de.html?spref=fb

Anuncios

AUSTRALIA: EL AMOR DE UNOS PADRES TRAE A LA VIDA A UN BEBE CLINICAMENTE MUERTO

Publicado 30 agosto, 2013 por Ana Maria Peña

UNA HISTORIA REALMENTE BELLA.

AUSTRALIA: EL AMOR DE UNOS PADRES TRAE A LA VIDA A UN BEBE CLINICAMENTE MUERTO

El siguiente vídeo reportaje muestra el ejemplo de un bebé clínicamente muerto que, a pesar, de la insistencia de los médicos en que no se podía hacer nada, los padres acurrucaron al pequeño durante más de horas hasta que finalmente su corazón empezó a latir.

Cuando nació prematuramente a las 27 semanas, con un peso de sólo 2 libras, los médicos NO le dieron al pequeño Jamie Ogg, ninguna posibilidad de sobrevivir. Su hermana gemela Emily había sobrevivido, pero después de luchar durante 20 minutos, para conseguir que Jamie respirara, fue declarado muerto. Se le entregó luego a Kate su madre, para que ella y su padre pudieran despedirse privadamente. Pero después de dos horas de estar con sus padres, mientras le hablaban y le acariciaban, milagrosamente empezó a mostrar signos de vida. Después de haber recibido leche materna en el dedo de su madre, él comenzó a respirar con regularidad.

Él no se movía en absoluto y comencé a hablar con él. “Le dijimos cuál era su nombre y que tenía una hermana”. “Le dijimos las cosas que quería hacer con él durante toda su vida”.

Jamie tenía movimientos bruscos de vez en cuando, como que le faltaba el aire, los médicos dijeron que era un acto reflejo. Y añadió:

“Después sentí que se movía como si estuviera asustado, entonces empezó a jadear más y más regularmente”.

Yo pensé:” ¡Oh, Dios mío, ¿qué está pasando?! “. “Poco tiempo después abrió los ojos. ¡Fue un milagro!”.

“Le dije a mi mamá, que estaba allí, que él todavía estaba vivo. Luego tendió la mano y agarró el dedo”. “Abrió los ojos y movió su cabeza de lado a lado”.

Una enfermera dijo que eran reflejos naturales, y que no había manera posible de que pudiera estar vivo.

“Le di un poco de leche materna a Jamie en mi dedo, él lo tomó y comenzó a respirar regularmente”. “En ése momento el médico regresó. Le puso un estetoscopio, escuchó el pecho de Jamie y siguió moviendo la cabeza.

Desde luego a la ciencia y la medicina moderna les queda mucho por aprender y bastante que callar.

 

http://www.youtube.com/watch?v=YEaW519ln_8#t=16

 

 

SI ME OPERABA PODRÍA QUEDAR EN SILLA DE RUEDAS….PERO, ¡BENDITO RESET!

Publicado 28 julio, 2013 por Ana Maria Peña
DESDE EL BLOG DE SUZANNE-TESTIMONIO-
EL DÍA 23 DE JUNIO DEL 2013, ME REGALARON UNOS MINUTOS PARA HABLAR CON SUZANNE.
DURANTE EL 2001 EN LA EMPRESA DONDE TRABAJABA TUVE UNA SEVERA CAIDA, ME ENYESARON EL TOBILLO PORQUE SE DISLOCÓ, PERO LO PEOR FUE QUE SE ME LASTIMÓ SEVERAMENTE LA COLUMNA, LOS DISCOS L4 Y L5 SE SALIERON DE SU SITIO.
A PARTIR DE ESE MOMENTO COMENZÓ EL CALVARIO PARA MI.
LOS MEDICOS ME DIJERON QUE SI ME OPERABA PODRÍA QUEDAR EN SILLA DE RUEDAS, Y QUE ME ACOSTUMBRARA A VIVIR CON DOLOR , QUE NO PODIA AUMENTAR DE PESO (NO MAS DE 150 LB), NO DEBERÍA CARGAR NADA DE PESO QUE EXCEDIERA LAS 5 LBS., NO PODRIA ESTAR MUCHO SENTADA, Y MENOS AUN DE PIE.
CUANDO ME DABA ESE DOLOR TENIA QUE IRME A INYECTAR(CORTISONA) Y ASI CADA 2 O 3 MESES LAS INYECCIONES.
ESO ME PROVOCABA SOBREPESO, Y MAS PESO, MAS DOLOR. SE HABIA VUELTO UN CIRCULO VICIOSO, PERO CON UN TREMENDO AGRAVANTE QUE HACE 2 ANOS ATRAS ME EMPEZÓ UN DOLOR TERRIBLE EN EL HOMBRE IZQUIERDO QUE ME AFECTABA TODO EL AREA DE ESE LADO : EL CUELLO, EL OJO, EL OIDO Y EL CRANEO. LLEGABA A PERDER LA FUERZA EN EL BRAZO COMPLETO, LA GENTE ME DECIA QUE ERAN LAS CERVICALES. HASTA QUE TUVE QUE IR A MI MEDICO, Y AHI EMPEZO MI OTRA TRAGEDIA, ME EMPEZARON A  INYECTAR MAS CORTISONA PARA PODER SOPORTAR LOS DOLORES.
HASTA EL SIMPLE HECHO DE BARRER SE ME INFLAMABA EL HOMBRO, HASTA EL EXTREMO DE QUE SE ME EMPEZO A HACER UNA PELOTA DEBAJO DEL CUELLO POR INFLAMACION. NO PODIA LEVANTAR ESE BRAZO, NO PODIA NI SIQUIERA AGARRAR UN GALON DE AGUA, NI SIQUIERA PODIA QUITARLE EL PAÑAL A MI NIETO.
NO PODIA HACER EJERCICIO PARA TRATAR DE BAJAR DE PESO.
SIN EMBARGO HACÍA MAS DE 2 ANOS QUE ESTABA AL TANTO DE SUZANNE.
SUPE DE ELLA POR UNOS AMIGOS QUE ME RECOMENDARON VER SU CHARLAS EN YOU TUBE. HE QUERIDO HACER LOS CURSOS ZEN PERO EL TIEMPO QUE ESTUVE EN MADRID NO HABIA PERO DIJE POR LO MENOS QUE TRATARÍA DE VERLA Y COMO DICEN: EL QUE PERSEVERA TRIUNFA, Y AUNQUE FUERON UNOS POCOS MINUTOS FUE LO SUFICIENTE PARA TERMINAR CON 2 AÑOS DE DOLORES E INYECCIONES.
CUANDO LLEGUÉ ELLA NO TENIA TIEMPO SUFICIENTE PARA UNA CONSULTA COMPLETA ,YA QUE YO NO LA TENÍA PROGRAMADA. PERO AL MENOS POR HABER VENIDO DE TAN LEJOS ME PUDO HACER UN RESET.
¡Y BENDITO RESET!
SIN QUE YO HABLARA NADA CON ELLA DE MIS DOLORES, ME SENTÓ, ME TOCÓ CON UNA MANO EN EL HOMBRO DONDE TENIA EL PROBLEMA, Y CON LA OTRA EN MI CABEZA, Y SOLO SÉ DECIR QUE HUBO UN MOMENTO QUE SENTIA COMO SI DENTRO DE MI CABEZA HUBIERA ABIERTO UNA LLAVE/GRIFO DE ALGO, ERA TAN FUERTE LA SENSACION QUE SENTIA QUE ME CORRIA POR ENTRE MEDIO DE MIS CEJAS. ME MARCHÉ FELIZ. AL DIA SIGUIENTE FUI A LA PISCINA CON MI SOBRINO, Y ESE DIA LO PASE TAN PERO TAN BIEN, QUE DESPUES DE LA PISCINA, NOS FUIMOS A CAMINAR, Y LA CAMINATA DURÓ HASTA CASI LAS 4 DE LAS MADRUGADA, SIN SENTIR DOLOR ALGUNO NI DE PIERNAS Y MENOS AUN EN LA ESPALDA, Y AL DIA SIGUIENTE ME LEVANTÉ MEJOR QUE NUNCA.
EL VIAJE DE REGRESO FUE TERRIBLE DURANDO CASI 24 HORAS PERO LLEGUE A MI CASA SIN DOLOR ALGUNO EN MI CUERPO, Y LO MAS ESPECIAL CON UNA PAZ (COMO SI ME HUBIERA SACADO ESE NERVIOSISMO QUE SIEMPRE TENIA POR DENTRO) TENGO UNA PAZ INCREIBLE NO SE QUE ME HA PASADO, HASTA MIS HIJOS ME PREGUNTAN QUÉ ME PASO EN MADRID.

 

HASTA AHORA NO ME HABIA ATREVIDO A ESCRIBIR Y CONTAR MI SANACIÓN, QUERIA QUE PASARA MAS TIEMPO PARA VER SI PODRÍA HACER LAS COSAS QUE NO PODIA ANTES; PUES MI HOMBRO NO SE ME HA VUELTO A INFLAMAR, Y EL DOLOR YA SE BORRÓ.

 

LIMPIO LA CASA, ME ATREVO HASTA CARGAR A MI NIETO (QUE PESA BASTANTE) SUBIENDO LAS ESCALERAS CON EL, Y LO QUE HACIA TIEMPO QUE NO PODIA ES LEVANTAR LOS BRAZOS HACIA ARRIBA. ME SIENTO TAN BIEN QUE YA ESTOY HACIENDO EJERCICIO, YOGA, AH NO ME HE VUELTO A INYECTAR, Y DE 207 LBS QUE ESTABA PESANDO CUANDO VINE DE MADRID, ACTUALMENTE ESTOY YA EN 180LBS SIN DIETA NI NADA FUERA DE LOS NORMAL, SOLO CAMINANDO (COSA QUE NO PODIA HACER) Y HACIENDO EJERCICIO, (QUE TAMPOCO PODIA HACER) Y HASTA YOGA ESTOY HACIENDO.
HOY AL MES Y 2 DIAS, MUCHAS GRACIAS SUZANNE POR ESAS MANOS, Y A TODAS LAS PERSONAS QUE TRABAJAN JUNTO A TI.
                                                                                        M I L  G R A C I A S
                                                                                            MIRIAN
                                                                                         USA    MIAMI, FL.

UNA MADRE MILAGROSA

Publicado 23 julio, 2013 por Ana Maria Peña

Carta de una alumna ZEN para Suzanne Powell

Hola Suzanne,
Antes de nada y relatar mi historia como bien dice en mi tierra es de bien nacido ser agradecido.

Soy Ana, una malagueña alumna de segundo nivel desde hace una año, desde entonces he experimentado muchas cosas con los toques zen, a cual más maravillosa, y he estado un millón de veces por escribirte, pero la que me ha dado el empuje ha sido lo que me ocurrió anoche con mi hija pequeña.

Hace unas semanas nos hemos trasladado toda la familia (somos cinco) a vivir a EEUU por mediación del trabajo de mi marido, el primer mes aquí no tenemos sanidad, y en vez de esperar yo en España, decidí venirme con él, porque yo tenía mi capacidad zen, tengo que decir que siempre que había hecho toques zen o de emergencia, tenía la tranquilidad del hospital cerca, que conste que nunca tuvimos que utilizarlo.

Pero anoche mi hija pequeña chocó su nariz con la cabeza de su hermano, con la consecuencia de que empezó a sangrar la nariz y a mí me dio la sensación de que la tenía rota, y practiqué el toque zen de emergencia todo el rato.

La pobre no paraba de sangrar y se le estaba hinchando la cara, yo estaba a lo mío mientras que mi hijo me explicaba lo sucedido, mirando a la niña le indico a mi marido, también alumno zen, que la niña parece que tiene la nariz rota, y nosotros aquí sin tener derecho a sanidad, eso sí pagando mucho dinero la tienes. Estuve con el toque zen de emergencia hasta que mi hija me dijo que ya no le dolía y dejó de sangrar la nariz y la hinchazón parecía que se le había bajado.

Ella tan feliz me dio las gracias y me dijo que era una madre milagrosa porque hacía toques zen, y mientras ella decía eso me acordaba de ti de la “casualidad” de encontrarte y de haber podido ir a tu curso y tener esta maravillosa capacidad.

Y anoche cuando me puse a meditar agradecida por todo……. me vino a la mente que debo de ayudar más, creo que todo irá viniendo, porque desde que te conozco me dejo llevar, acepto las cosas como van viniendo y confío, y eso es debido a la paz interior que llevo dentro.

Ah! Mi hija esta mañana ya no tenía NADA.

Me despido de ti mandándote todo mi amor y un besazo muy grande. (Aquí tienes una alumna zen en Doral, Miami para lo que necesites).

fuente: http://suzannepowell.blogspot.com.es/2013/07/una-madre-milagrosa.html?spref=fb

Una gran experiencia de un “ex-incrédulo” alumno zen… lumbalgia por dos hernias discales

Publicado 21 julio, 2013 por Ana Maria Peña
Junio 2013, desde un lugar maravilloso, tierra donde nací y centro peninsular de España donde un día un Rey llamado Alfonso X, apodado “El Sabio” quiso llamarla Ciudad Real.
Hola a todos, mi experiencia que quiero explicaros a continuación fue la siguiente: veréis tengo 35 años, soy varón, felizmente casado y padre de dos angelitos que desde hace poco más de 6 años guían esplendorosamente la vida de nuestra familia.
Trabajo en…. bueno digamos funcionario público de esos que hasta que no ven algo no lo creen, y aun viéndolo debe ir acompañado de un explicación lógica o racional, que demuestre que ha podido ocurrir fehacientemente, si amigos soy… qué más da lo que uno sea.
Vamos al grano, mi objetivo es dejar una pequeña aportación desde lo que a mí personalmente me ocurrió para abrir quizá una rendija a otras personas que pudieran encontrarse o sentirse como yo.
Os cuento, Suzanne Powell iba a realizar un Curso Zen de 1º y 2º nivel en mi localidad y a mi mujer que ya la había seguido vía Internet sus quehaceres y obras, decidió apuntarme a ese curso para tener reserva de plaza.
Yo la verdad, hubiera querido que fuese ella, pero insistió, debatió y casi “obligó” a que fuera y probase con el fin de entender su filosofía de vida, y poder llegar a estar equilibrado en el sentido de tener esa paz interior que muchos ansiamos tener, aunque realizásemos pocas acciones para ello ciertamente; imaginad a mí todo eso un empírico denotado de los que “de lo que veas la mitad creas”.
Se acercaba la fecha del curso, no sabía si mis labores como…. me iban a permitir estar esos dos fines de semana seguidos de viernes a domingo, pero bueno yo decía interiormente si voy vale y si no pues nada, sin problema.
Me ocurrió lo siguiente faltando pocos días para la llegada de Suzanne, me dio un fuerte ataque de lumbalgia trabajando, que me llevó al hospital para atenderme porque no podía tenerme en pie, por lo que me inyectaron calmantes, anti-inflamatorios, típicos para estos casos, recetándome el médico de Urgencias, pues eso entre relajantes musculares, antiinflamatorios, y calmantes, una ingesta de 11 pastillas diarias repartidas durante el día.
Pasaron los días, el Curso se acercaba y yo no mejoraba ni en dolor ni movilidad, por lo que fui al traumatólogo, quien tras ver que no evolucionaba prescribió una Resonancia Magnética, donde  aparecieron mis dos amiguitas las cuales podrían llevar tiempo conmigo y yo tan descortés tan siquiera las había conocido ni saludado, eran 2 hernias discales una pequeñita y otra de aspecto normal según el especialista.
Uff, para mi mala, malísima noticia, jarro de agua fría, miedo a no poder moverme, perder libertad de hacer cosas, etc, mi trabajo ¿qué va a pasar?…. Mi mente hacía sus cábalas.
A partir de este diagnóstico, se incrementó aún más la dosis del tratamiento, vaya y era jueves y mañana tarde venía Suzanne y yo me preguntaba y pensaba ¿podría al menos estar si no me puedo mover? ¿habrá sillas para sentarme?, ya os digo estaba sin poder trabajar, mal bastante mal.
Viernes mediodía ya, comí, reposé y mi mujer de nuevo me animó a ir a escucharla, me lo pedía y total era gratuito, y ¿qué podía perder?, no estaba trabajando tampoco, pues nada, llegó la hora del curso, las 20 horas de un Viernes de Junio 2013, y dos vecinos nuestros hombre y mujer, me llevaron y acompañaron (mi mujer les había reservado a ellos también ticket del Curso).
Yo iba que apenas podía andar, sí amigos iba limpiando el suelo con las suelas de las zapatillas, encorvado y con ganas de sentarme en una silla, con dolor exagerado, a pesar de haberme tomado las pastillas que correspondían, encima hacía calor y bueno entramos y a esperar qué pasaba y a ver si aguantaba allí.
Sobre las 20 horas apareció ella, una mujer de estatura media, rubia con pelo recogido, sonriendo a todo el mundo, dando muestras de sencillez en su vestimenta y al tiempo  misterio y que en sus primeras palabras emanaba tal compasión por el género humano que perdí el ritmo del dolor por unos instantes, muchos la conocéis, era Suzanne.
En esa primera tarde nos explicó varias cosas sobre la enseñanza Zen, pude aguantar moviéndome para acoplarme a esa silla  una y otra vez, y la verdad me convenció de al menos probar a hacer lo que nos transmitía con cada dádiva que hacía de su tesoro (tendréis que ir a sus Curso para saber a lo que me refiero).
Día siguiente, era sábado de mañana, y Suzanne decidió regalarnos gratuitamente como todo lo que hace, un Reset a la persona que quisiera voluntariamente, y lo haría tanto ella misma como su equipo, pues allí me metí, tras haberme tomado mi ración de analgésicos y demás, y cosa curiosa a mí me tocó un señor de mediana edad.  Al terminar conmigo sentí ganas de darle un abrazo. Me indicó que era Osteópata, qué casualidad, al tiempo que me dijo textualmente “Si tú quieres te pondrás bien, hazme caso”. Una vez terminado el Reset, son 5 minutos, a casa otra vez, que por la tarde teníamos el segundo día. Pero ya al mediodía de ese sábado, decidí por mi propia cuenta dejar de tomar pastillas y poner en práctica las respiraciones con conciencia y meditación.
Fuimos por la tarde sobre las 20 horas, empezaba la segunda clase, y duró sobre dos horas aproximadamente, aguanté bien y ese día decidí escribirle una carta a Suzanne explicándole lo que me pasaba, no sé porqué pero lo hice y no lo pensé, la escribí, y a la salida entre la gente se la di, y ella abrió su mano y la cogió. No tomé ninguna pastilla solo hice respiraciones Zen y meditación, en forma y manera como Suzanne enseña y curiosamente me sentía algo mejor, pero ya era bastante no meterle al cuerpo y mi hígado tanta farmacología.
El domingo, finalizábamos el primer nivel de Zen, era por la mañana, y debíamos todos tener los deberes hechos, que consistía en meditación principalmente, y apenas había comenzado la clase, preguntó sobre un muchacho que le dio una carta el día anterior, a lo que alcé la mano y me indicó que subiera con ella arriba al escenario, y lentamente llegué y subí junto a ella, para ser “usado como maniquí” y explicar al resto dónde se encontraba en concreto el Chakra 2, según la Enseñanza Zen, pues bien cuando terminó de explicarlo, me sujetó un momento y me tocó la zona que tenía inflamada muy rápidamente y ahí terminó el primer nivel, hasta la semana siguiente, ya teníamos herramientas para ir mejorando cada uno a su manera sus dolencias, etc.
Yo, personalmente aposté a todo al Zen y nada a las pastillas para el dolor, inflamación, etc., al día siguiente lunes desapareció de mi vista, y durante la semana hice todo lo que Suzanne nos había enseñado, y el dolor en su intensidad bajó bastante, y la movilidad había mejorado, ya no limpiaba las calles!!
Hasta que llegó el Viernes así me mantuve toda la semana, y ya por la tarde antes de entrar al segundo nivel, muchos compañeros, me preguntaban cómo iba, si había mejorado y más cuando había visto que incluso Suzanne me había tocado la espalda, a lo que les indicaba que no tomaba nada de pastillas y que había mejorado bastante, y lo pudieron ver porque vieron la semana anterior como había subido al escenario y me movía y como me encontraron una semana después y sin tomar nada, ya era mucho.
Durante los tres días de Viernes, Sábado y Domingo, de Segundo Nivel Zen, lo disfruté y aprendí muchísimo; claro que ya teníamos otra parte más del tesoro donado por Suzanne a la cual despedimos en una comida muy enriquecedora entre todos los  compañeros de curso que quisieron o pudieron asistir donde cada uno contaba abiertamente sus experiencias, intercambiando teléfonos, etc. creo que con el objeto de ayudarse unos  a otros.
Suzanne nunca perdía la sonrisa, era increíble, allí estuvo haciéndose fotos, firmando algunos libros y mandando una y otra vez su mensaje “Si yo puedo tú puedes, tú tienes esa capacidad”.
Ha pasado ya un mes del fin de curso, hoy es 18 de julio de 2013, tras un pequeño sustillo hospitalario de otra índole y a día de hoy puedo andar perfectamente y rápido, hago ejercicios en el agua, no tengo dolor, conduzco, y me permite hacer una vida normal, y eso sí sigo como mi meditación, mi toque Zen diario, algunos toques en la zona local y también de vez en cuando respirando con conciencia.
El médico traumatólogo estimó mi estado como excepcional, ya que me indicaba que según llegó a verme, la capacidad de movilidad mecánica era muy pobre, y que en unos 3-4 meses mejoraría, pero con mucha tranquilidad calma y fármacos, al tiempo de unas 20-30 sesiones de fisioterapia.
He ido al fisioterapeuta sólo unas 8 sesiones, y ya tengo movilidad casi del 100%, eso sí antes, durante y después de entrar al fisio hago mis deberes!!
Pues esto quería contaros amigos, un incrédulo como yo, aferrado a lo lógico, a lo fehaciente, hizo lo que Suzanne nos había enseñado y regalado y quería que lo supieseis que ayuda mucho, muchísimo, y mentalmente es espectacular porque evita mucho el desánimo cambiándolo por ganas de superación, que se consigue en parte ya aceptando lo que a uno le pasa como parte de su camino o programa en esta vida.
Te doy las gracias Suzanne a ti y a tu equipo, desde lo más sincero y profundo de mi corazón, por ayudarme a superar esto y espero aportaros al resto de personas algo de esperanza con lo que he contado porque he sido claro, sincero y no he pensado en nada, sólo lo que fluía de mi interior.
Gracias Suzanne por ayudarme a despertar y poder saborear en muchos momentos del día esa tranquilidad o paz interior, y haberme obsequiado con esa capacidad-tesoro que me ayuda a ver el lado bueno de todas las cosas.

 

Os animo a conocer lo del Zen, es una experiencia increíble que se vive día a día y que hace de cada momento algo especial, se vive mucho el presente y se tienen muchas ganas de echar una mano a cualquier persona.
fuente: http://suzannepowell.blogspot.com.es/2013/07/una-gran-experiencia-de-un-ex-incredulo.html

EJERCICIOS PARA LIMPIAR NUESTRA MENTE

Publicado 26 junio, 2013 por Ana Maria Peña

1) Si nos observamos pensar veremos que la mente es como un remolino donde giran sin cesar las mismas cosas, angustias, esperanzas, miedos.
2) Para detener estos círculos incesantes, canta las 5 vocales así: A,E,I,U,O. cada una durante un minuto (o más, si asì lo necesitas).
3) Mientras la cantas, con profundas respiraciones, imagina que resuena en todo tu cuerpo, tu país, el planeta, la galaxia, el universo.
4) Cuando llegues a la O, termina agregándole una M. Te dará OM, la sílaba sagrada hindú que dicen es el origen del universo.
5) El sonido A, actúa sobre lo alto de la garganta, de los pulmones y todo tu cráneo.
6) El sonido E, tonifica tus glándulas tiroides.
7) El sonido I te desamarra del ego, y te da alegría si lo emites con una sonrisa en los labios. El sonido U penetra profundamente en el tórax y el vientre, y proporciona fuerza vital.
9) El sonido O va hasta el fondo del abdomen, y te abre a la creatividad.
10) Al terminar la serie, contempla tus pensamientos como si fueran hojas que flotan en la corriente de un río, o nubes que cruzan el cielo.

TODO sucede por LEY, La Ley de la Atracción

Konstantin Korotkov: El científico ruso que fotografió el alma dejando el cuerpo.

Publicado 18 junio, 2013 por Ana Maria Peña

Con una cámara bioelectrográfica, Konstantin Korotkov ha fotografiado a una persona en el instante de su muerte.

La imagen fue tomada a través del método de visualización de descarga de gas (Gas Discharge Visualization), una técnica avanzada de fotografía de Kirlian, muestra en azul la fuerza vital de la persona gradualmente dejando el cuerpo.

Según Korotkov, el ombligo y la cabeza son las partes que primero pierden su fuerza vital (lo que sería el alma) y la zona de la ingle  y el corazón las últimas zonas donde permanece el espíritu antes de navegar por la fantasmagoria del infinito.

Las observaciones de Korotkov confirmarían, según lo propuesto por Kirilian, que “la luminosidad estimulada electro-fotónica alrededor de las puntas de los dedos del ser humano contiene información coherente y comprensiva del estado de una persona, tanto físico como psicológico”.

En esta entrevista en video Korotkov habla del efecto en el campo bioenergético que tienen los alimentos, el agua y hasta los productos cosméticos. Y hace hincapie en beber agua de mananatiales y comida orgánica, particularmente notando que el aura de las personas en Estados Undios resiente los efectos negativos de tecnologización de los nutrientes tan distribuída en esa sociedad.
Korotkov también habla de sus mediciones en lugares supuestamente cargados de energía y de la influencia que tienen las personas en los campos bioenergéticos de otras personas. Comprobando el experimento de Rupert Sheldrake de la sensación de ser observado: puesto que el campo bioenergético de una persona se modifica cuando otra persona le dirige su atención, aunque ésta esté de espaldas y no la perciba conscientemente. Asimismo los campos de un lugar se ven alterados cuando existe una concentración de turistas.

También advierte sobre el uso de celulares y la radiación negativa que estos tienen siendo muchas veces cancerígenos, algo que diversos estudios parecen confirmar.

Korotkov se muestra optimista del recibimiento que este nuevo campo científico, del cual es pionero, está teniendo, especialmente en Rusia, donde en algunas escuelas se les enseña a los niños a reconocer y utilizar la energía, ya no como una sospecha metafísica sino como una realidad cuantificable.

Junto a este experimento, Korotkov, está realizando investigaciones avanzadas en el marco de la biofísica y el agua, así como la lógica de los procesos de la física de la conciencia.

Fuente: Korotkov.org

 

A %d blogueros les gusta esto: