15 Remedios caseros para los pies

Publicado 14 abril, 2014 por Ana Maria Peña

Hoy este post se lo dedicamos a los pies y a su belleza, mostrando unos remedios caseros para los pies que en muchos casos son trucos conocidos pero en otros no tanto y son igual de efectivos o incluso más.

remedios caseros  y trucos para los pies

1. Ablanda asperezas

 

En un recipiente en el que echamos agua caliente dejamos que reposen nuestros pies durante 15 minutos añadiendo sal y algún aceite esencial para que así se ablanden las asperezas y al mismo tiempo podamos mejorar su aspecto. Pasado ese tiempo secamos los pies.

 

2. Retirar las asperezas

 

Utilizamos un quita callos o una piedra pómez para quitar las asperezas, los callos y para suavizar la piel de nuestros pies y que puedan verse con un mejor aspecto.

 

3. Limado de uñas

 

Una vez que ya hemos eliminado las durezas, limamos las uñas sin dejar picos y si están demasiado largas cortamos pero sin dejarlas tampoco muy cortas porque así evitamos que se entierren y podemos tener unos pies más atractivos durante más tiempo.

 

4. La cutícula

 

Empujamos las cutícula hacia atrás y con un cepillo pequeño que esté mojado repasamos las áreas donde la uña entra en contacto con la piel.

 

5. Humectante para los pies

 

Si queremos tener unos pies suaves y bonitos es necesario que estén bien humectados para lo que tenemos que aplicar una buena cantidad de crema humectante en ellos y dejar que se absorba correctamente.

 

6. Masajes para los pies

 

Uno de los remedios caseros para tener unos pies bonitos es el de masajearlos utilizando alguna crema humectante o bien algún aceite esencial. Comenzamos desde el talón hasta llegar a los dedos.

 

7. Pinta tus uñas

 

Si aplicamos primero una capa base de esmalte, después 2 capas de esmalte de color y para finalizar otra capa, vamos a conseguir lucir unas uñas pulidas y bien brillantes que darán a tus pies más belleza.

 

8. Truco con glicerina y limón

 

Este es un truco sencillo de preparar que consiste en hacernos con 150 mililitros de glicerina y la misma cantidad de jugo de limón. Esto se bate bien para que queden ambos ingredientes bien ligados y se debe de aplicar esta mascarilla casera para todo el pie o las partes más resecas o con más grietas. Lo mejor para aprovechar al másimo esta mascarilla es aplicarla después del baño y antes de irse a la cama.

 

9. Mascarilla con aguacate y yogurt

 

Esta es otra mascarilla casera que podemos aplicar para tener unos pies suaves e hidratados y es muy fácil de preparar. Tenemos que hacer una pasta con un aguacate maduro y mezclarlo  con un yogurt para después aplicar el preparado que hemos obtenido en los pies. Envolvemos ambos pies con una bolsa de plástico y a los 20 minutos retiramos el mejunje con agua.

 

10. Evitar calzado apretado

 

Es muy importante que evitemos siempre que podemos el utilizar zapatos que puedan dañar nuestros pies por la presión que puedan ejercer. Además de que puede restar belleza sobre todo a la larga es una cuestión de salud.

 

11. A andar descalzos se ha dicho

 

Algo muy bueno y uno de los mejores remedios naturales para tener unos pies bonitos es el caminar descalzo en la playa, el campo o incluso en nuestra casa. Mejora mucho la circulación de los pies y eso es muy bueno para su estética.

 

12. Evitar ciertos calcetines

 

Si se utilizan calcetines que se ajustan demasiado a nuestros pies impedimos una correcta circulación. Además debemos de intentar usar siempre los que son de lana o de algodón y asegurarnos de que no producen roces en nuestros pies.

 

13. Hidratar los pies con miel

 

En un barreño donde entre nuestros pies echamos agua, le añadimos miel y removemos. Dejamos nuestros pies en reposo durante al menos 10 minutos para conseguir evitar la sequedad y lograr una buena hidratación en los pies.

 

14. Menta para la hinchazón de pies

 

Cuando se tienen los pies hinchados darse un baño de pies de más de 10 minutos con agua caliente y con hojas de menta, ayuda a mejorar mucho la circulación de la sangre y a reducir la hinchazón, el dolor de pies, a mejorar también su belleza y a tener unos pies suaves.

 

15. Para los talones agrietados

 

El último de los remedios caseros para los pies es concretamente para los pies agrietados y consiste en lo siguiente:

 

Ponemos unas gotas de aceite de oliva virgen extra en un algodón y lo extendemos sobre nuestros talones. Para mejorar su aspecto más rápidamente damos masajes olvidándonos del algodón y utilizando las yemas de nuestros dedos a modo de movimientos circulares durante 5 minutos.

 

Una vez que hayamos terminado de aplicar el aceite de oliva para nuestros pies, nos ponemos unos calcetines de algodón, lo que hará que el aceite tenga mayor efecto rehidratante y a la vez hará que evitemos que manchemos nuestra cama, ya que lo ideal para aplicar este truco correctamente es hacerlo cuando nos vamos a la cama para que actúe durante toda la noche.

 

Si aplicamos este truco casero todas las noches, las durezas de los pies y sus grietas desaparecerán en cuestión de días en la mayoría de los casos.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: