Remedios naturales para dormir bien en las noches de verano

Publicado 19 julio, 2013 por Ana Maria Peña

Conseguir un buen descanso a pesar del calor es posible poniendo en práctica sencillos consejos a base de infusiones relajantes o cenas con acción sedante.

Dormir las horas necesarias y que además ese descanso sea de calidad resulta un pilar tan importante para la salud como llevar a cabo una dieta equilibrada.

En los meses de calor, las altas temperaturas nos pueden impedir conciliar el sueño o hacer que nos desvelemos en mitad de la noche. Sea cual sea el problema que surja en verano para descansar plácidamente, echar mano de ciertos hábitos naturales te ayudará a solventarlo.

durmiendoInfusiones con efecto relajante

El sueño nocturno tiene que ser reparador, ya que es la manera que tiene el cuerpo de cargarse de energía de cara a afrontar la siguiente jornada. Quienes tengan dificultades para dormir tienen en las tisanas una solución muy eficaz. Pero ¿cuáles son estos preparados de hierbas con capacidad para relajarnos?

 La combinación de azahar, tila, melisa y hierbaluisa es un antídoto contra el insomnio. Se recomienda especialmente después de una comida copiosa, ya que posee también propiedades digestivas.

Rooibos: de sabor dulce y vistoso color rojizo, esta infusión actúa como relajante, previene la caries y aporta calcio.

Pasiflora y tila: excelente relajante muscular, evita calambres y espasmos. Si se sustituye la tila por valeriana, ayudará a coger el primer sueño y alejar las preocupaciones y el estrés derivados del trabajo o la vida cotidiana.

. Salvia: un remedio natural para liberarse de los molestos sofocos nocturnos que interrumpen el sueño.

Alimentos que devuelven el sueño

Existen ciertos alimentos que, ingeridos en la cena, ayudan a conciliar el sueño. Por ello, la última comida del día se convierte en el momento clave si se quiere disfrutar de un descanso seguro.

Entre la lista de alimentos que deben tener un hueco en el menú de noche se hallan:

Pasta, arroz y patatas: en general las féculas son inductoras del sueño, sobre todo cuando se elaboran con cocciones sencillas y cocinadas con hortalizas de fácil digestión como el puerro, calabacín, carne de ave y pescado blanco.

Lácteos: la leche, el queso y el yogur contienen triptófano, una sustancia que favorece el descanso.

Plátanos y frutos secos: la carencia de magnesio y potasio puede producir calambres musculares que interrumpan el sueño. Debido a ello, introducir estos alimentos en la dieta en época de déficit de estos minerales es fundamental para contrarrestar dichos espasmos causantes del insomnio.

Fruta y verduras de hoja verde: si la falta de sueño tiene como origen el estrés es conveniente incrementar en las comidas la presencia de frutas y verduras de hoja verde como lechugas, espinacas, berros, endivias, etc.

Avena: un cereal que aparte de combatir la fatiga, contribuye especialmente en niños y ancianos a hacer más tranquilo el sueño. También está indicado para adultos que se encuentran obligados a cambiar su ritmo de descanso.

Aromas que propician el reposolavanda

Por el olfato también podemos hacer frente al insomnio ocasionado por las cálidas noches de verano. Fragancias muy agradables que ejercen una función somnífera. ¡Activa tus sentidos!

Lúpulo: se le atribuye beneficios sedantes junto a una gran capacidad para librarnos de las pesadillas. Respirar su aroma resulta ideal en bebés y niños de sueño intranquilo. Lo más práctico es confeccionar saquitos de tela rellenos de lúpulo, un recurso inocuo y altamente efectivo.

Lavanda: el perfume de esta planta induce al descanso. Para sentir sus virtudes, basta con aplicarse una crema corporal con este aroma o incorporar unas gotas de aceite esencial de lavanda a la hidratante habitual.

Otros factores que influyen en un adecuado descanso

Tan importantes como los rituales que acostumbramos a llevar a cabo antes de meternos en la cama, resultan otros factores que están unidos al reposo. Entre ellos, conviene prestar atención al entorno, concretamente a la disposición del dormitorio o al tipo de colchón y almohada.

Asimismo, es recomendable mantener un horario de sueño más o menos constante sin descuidar la práctica de alguna actividad física durante el día.

Dormir bien se considera un indicador de calidad de vida y bienestar. Por ello, cumplir en verano con estas reglas de oro antes de acostarnos nos servirá para disfrutar pese al calor de un agradable sueño y un dulce despertar.

 

 

Seguir leyendo en uakix.com: http://www.uakix.com/articulos/remedios-naturales-para-dormir-bien-en-las-noches-de-verano.html#ixzz2ZVHFtyJd

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: