LOS FRUTOS ROJOS.

Publicado 21 mayo, 2013 por Ana Maria Peña

Muy útiles para combatir la pérdida de memoria

La pérdida de memoria asociada a la edad forma parte del proceso normal de envejecimiento. Esta pérdida puede afectar a la capacidad para almacenar recuerdos, la facilidad para acceder a ellos o la rapidez en el procesamiento de la información. Aunque puede empezar a partir de los 50 años de edad, se observa sobre todo en personas de más de 65 años. Pero es posible combatirla de una forma natural.

Científicos de la Universidad de Tufts (EEUU) aseguran que incluir una o dos raciones de frutos rojos (como fresas, arándanos o moras) en nuestra diera diaria protege la estructura neuronal del cerebro de la acción de los radicales libres y retrasa la pérdida de memoria asociada al envejecimiento.

Por otra parte, parece que beber jugo de arándanos a parte de mejorar la memoria, permite que unas células del cerebro que son capaces de limpiar las toxinas y que con el paso de los años, disminuyen su actividad, permanezcan más activas. Según el organismo de salud estadounidense Food and Drug Administration, el arándano es un alimento libre de grasas y sodio. Además, no contienecolesteroly es rico en fibras, vitaminas A, C, E y Selenio

Las propiedades nutritivas de los frutos rojos son innumerables: un bajo valor calórico por su escaso aporte de hidratos de carbono, especialmente ricas en vitamina C, que actúa en el organismo como un poderoso antioxidante, al igual que los antocianos y carotenoides.

Esta vitamina interviene, también, en la formación de colágeno, huesos y dientes, glóbulos rojos y favorece la absorción del hierro de los alimentos, ofrece, además, la resistencia que necesita nuestro organismo contra las infecciones.

En general, las bayas silvestres son buena fuente de fibra, que mejora el tránsito intestinal, y de potasio, hierro y calcio. Contienen taninos de acción astringente y protectora cardiovascular.

Además de todas estas propiedades nutritivas que les son comunes, las frambuesas y las moras, por ejemplo, contienen una gran cantidad de fibra soluble, un compuesto que incide positivamente en el colesterol y la diabetes al bloquear la absorción de grasas y azúcares.

Las moras son de las pocas frutas que poseen vitamina E, un antioxidante que ayuda a proteger los ácidos grasos. Así cuida al organismo de la formación de moléculas tóxicas resultantes del metabolismo normal como de las ingresadas por vías respiratorias o bucales.
Evita la destrucción anormal de glóbulos rojos, previene de los trastornos oculares, anemias y ataques cardíacos.
Dado que su presencia elimina sustancias tóxicas, ayuda a los fumadores.

Fuentes: Revista Integral y Geronto-geratría

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: