EL MIEDO SE APRENDE……….EL AMOR LO SANA

Publicado 5 abril, 2013 por Ana Maria Peña

Ayer leía un texto de Anthony de Mello que me ha dado que pensar…Nos han dicho (al menos, a mi) que el miedo existe desde siempre, que es primario y natural. Pero, ¿es eso “verdad”? ¿Y si no es así? ¿Que pasa si fuera algo transmitido de generación en generación, algo adquirido? Entonces, el miedo pasa a ser una creencia. Es algo postizo, no esencial, que deriva de un pensamiento que a su vez tiene su origen en el aprendizaje, en los conocimientos y experiencias adquiridas, en la memoria. No nacemos con él y por ello es una emoción que naturalmente no nos tocaría experimentar. Pero la tenemos. ¿Qué ocurre entonces? ¿Por qué en ocasiones, ante determinadas situaciones (perder a alguien, ver una abeja cerca, hablar en público, escalar, ir en avión, conducir, sentir dolor, sufrimiento, morir, incluso vivir y amar), sentimos miedo? Porque lo hemos aprendido.

Desde que nacimos, hemos ido viviendo determinadas experiencias y escuchando ciertos mensajes que han ido creando asociaciones en nuestro cerebro: ciertas situaciones las tenemos relacionadas con emociones concretas. Y el sólo pensamiento de esas situaciones ya hace que se dispare la emoción. De hecho, vivimos en un mundo en el que la mayor parte de los mensajes transmitidos se basan en el miedo. Y es que cuando alguien tiene miedo, es fácil de controlar…

Si de pequeños nos enseñaron, nos demostraron con sus acciones, y nos repitieron sin parar, una y otra vez, que el dolor da miedo, que la pobreza da miedo, que el no sentirse amado da miedo; que el no “ser alguien en la vida”da miedo, que la soledad da miedo, que el morir da miedo; que el amor genera sufrimiento y el sufrimiento da miedo, que volar es peligroso y da miedo, que vivir es un riesgo y da miedo…¿que creéis que sentiremos de adultos cada vez que tengamos una de estas experiencias? Miedo.

Entonces, ¿que hay en la base de ese miedo y de todas esas creencias que nos han transmitido respecto a él? Apego. Estamos apegados a todo, principalmente a la Vida y a la imagen que tenemos de nosotros mismos y del mundo, y esta dependencia impide que fluya el amor. Y sin amor ¿donde queda el disfrute? Y es que no hemos venido a sufrir a la vida (creencia muy difundida, por cierto), ¡hemos venido a vivir! A disfrutar, a experimentar, a crecer, evolucionar, amar…Así que la verdad es que, aunque pueda parecer sorprendente (todos los cambios de paradigma lo son al principio) no necesitamos sentir miedo, podemos cambiar la creencia y ocurra lo que ocurra, ¡sentir felicidad! :)

EL MIEDO SE APRENDE
Anthony de Mello

“La felicidad (amna) no tiene lo contrapuesto, porque nunca se pierde. Puede estar oscurecida, pero nunca se va, porque tú eres felicidad. La felicidad es tu esencia, tu estado natural y, por ello cuando algo se interpone, la oscurece, sufres por miedo a perderla.

Te sientes mal, porque ansías aquello que eres. Es el apego a las cosas que te proporcionan felicidad lo que te hace sufrir. No has de apegarte a ninguna cosa ni a ninguna persona, ni aún a tu madre, porque el apego es miedo, y el miedo es un impedimento para amar.

El responsable de tus enfados eres tú, pues aunque el otro haya provocado el conflicto, el apego y no el conflicto es lo que te hace sufrir. Es el miedo a la imagen que el otro haya podido hacer de ti, miedo a perder su amor, miedo a tener que reconocer que es una imagen la que dices amar y miedo a que la imagen de ti, la que tú sueñas que él tenga de ti, se rompa. Todo miedo es un impedimento para que el amor surjaY el miedo no es algo innato, sino aprendido.

El miedo provoca lo no existente. Tienes miedo porque te sientes amenazado por algo que ha registrado la memoria.

Todo hecho que has vivido con angustia por unas ideas que te metieron, queda registrado dentro de ti, y sale como alarma en cada situación que te lo recuerda. No es la nueva situación la que te llena de inseguridad, sino el recuerdo de otras situaciones que te contaron o que has vivido anteriormente con una angustia que no has sabido resolver. Si despiertas a esto, y puedes observarlo claramente, recordando su origen, el miedo no se volverá a producir porque eliminará el recuerdo.”

Fuente:http://www.lorenasabugal.com/el-miedo-se-aprende-y-el-amor-lo-sana/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: