CREER ES CREAR

Publicado 6 marzo, 2013 por Ana Maria Peña

Para Crear es imprescindible primero creer. Creer que eres energía, creer que la vida es una ilusión transformable, creer que eres Amor materializado, creer que eres mucho más de lo que has creído hasta hora, y creer que eres capaz de Crear. Y en este punto te encontrarás con lo más desafiante, no utilizar la mente como la has venido usando hasta ahora, y comenzar a proyectar y a vivir desde tu corazón. ¿Qué significa esto? Bajar la conciencia desde tu cabeza para sostenerla en tu cuerpo entero. Sentir antes de pensar, para que el pensamiento y la mente vuelvan a ser un instrumento de creación y no quién decida qué crear. La mente es quien teme ante la vida, no el corazón; es la mente la que cree en el miedo y en las limitaciones. Y el corazón, la conciencia de Amor, no se encuentra en tu pecho donde está el órgano que irriga la sangre a tu cuerpo, sino que se encuentra paradójicamente en tu cerebro, pero en el hemisferio derecho.
Cuando digo “bajar la conciencia”, me refiero a que le entregues el timón de gobierno de tus acciones a la parte más intuitiva y femenina del cerebro, para desde allí trasladar la energía por todo tu cuerpo. Esta parte suave y amorosa se encuentra en el hemisferio derecho, en contraposición con el izquierdo en el que has confiado todas tus lógicas y creencias, rigideces al fin y al cabo. El hemisferio derecho se mueve en la multidimensionalidad y es flexible. Con esta parte de tu cerebro lograrás creer y comprender que todo es posible, porque así es, y este será el principio que fundará tus acciones en la Tierra y en tu vida.
Al entregarle el rol de gobierno a tu hemisferio derecho, podrás sentir que tu corazón y todo tu cuerpo laten como nunca antes. En meditación, como te explico en la última parte de este Tratado, imagina que el hemisferio izquierdo se instala en la parte posterior de tu cabeza y que el derecho pasa a situarse en la parte frontal de tu cráneo. Desde allí, siempre respirando consciente y profundamente, sentirás la paz de la conexión con la Fuente de Amor y tu Ser superior, y por ende contigo misma. Todas tus capacidades creadoras irán despertando en la confianza de que tú puedes ser feliz y puedes crear una nueva historia para tu vida, soberana y libre.
Cuando el corazón esté libre de sesgos y no esté sometido al miedo de la mente rígida, estarás en condiciones de imaginar en conciencia plena y sin limitaciones una nueva realidad, una nueva configuración energética para tu entorno. Y no temas quedarte sola en este viaje, tu luz se irradiará tan potente que los demás no tendrán otra opción que intentar lo mismo. Al mismo tiempo que tú encuentras tu esencia de Amor, estarás enviando un sinnúmero de invitaciones a hacer lo mismo, a creer que es posible.
El imaginar consciente es el acto mágico por excelencia, pero sólo si se proyecta desde el Amor. Por eso, antes de cualquier cosa, se hace necesario que revises tus miedos para Crear algo nuevo, e incluso perderle el miedo a tener miedo, porque de todas formas es parte de la vida…, sólo se trata de dejarlo atrás para moverte desde otro lugar, desde el Amor.

Extracto de “Tratado fundamental sobre manejo energético y creación en la vida cotidiana” por Roberto Cabrera Olea”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: