Las aperturas temporales

Publicado 30 noviembre, 2011 por Ana Maria Peña

Enviado por Revista Athanor el Sáb, 05/11/2011 – 16:54.

Compartir

ENTREVISTA A JEAN-PIERRE GARNIER MALET

En el año 1988, el físico Jean-Pierre Garnier Malet hizo un asombroso descubrimiento relacionado con las propiedades del tiempo. Publicada entre 1998 y 2010, su teoría acerca del desdoblamiento del tiempo aporta muchas primicias científicas. También, y sobre todo, permite explicar el mecanismo de la vida y de nuestros pensamientos y usar lo mejor posible las intuiciones, los instintos y las premoniciones que este desdoblamiento pone a nuestra disposición en todo momento.

Usted afirma que no percibimos la realidad de un modo continuo…

—Efectivamente, nuestra percepción es totalmente discontinua. Empecemos con una analogía.

“Sabemos que en el cine vemos solamente veinticuatro imágenes por segundo. La número veinticinco no aparece. Llamadas subliminales, tales imágenes no tienen una realidad aparente para nosotros, pero tienen un impacto sobre nuestro inconsciente. Los publicistas las han utilizado y han comprobado maravillados que modifican las ideas de los consumidores o de los electores, en detrimento de su libertad de juicio.

“En el caso de nuestra percepción ocurre algo que podría ser semejante. Solo que…

“Imagine Vd. que utiliza dos mundos idénticos donde el tiempo no transcurre a la misma velocidad. Mientras un tiempo imperceptible de una mil millonésima parte de segundo transcurriría en el primero, el segundo viviría en un tiempo acelerado, digamos que durante horas, lo cual permitiría aprender tranquilamente cuál es la mejor manera de franquear ciertos obstáculos.

“Un intercambio de información entre los dos mundos daría de manera instantánea en el tiempo normal la información necesaria para llegar al objetivo de manera instintiva o intuitiva.

“Podríamos pues crear el futuro a cada instante en aperturas inobservables entre instantes observables con la apariencia de un transcurso de tiempo continuo.

“Nuestra vida sería tan solo una sucesión de instantes perceptibles, que actualizarían impulsos imperceptibles resultantes de un futuro vivido en ‘otro lugar’ en las aperturas de un tiempo cuyo transcurso siempre parecería idéntico a él mismo.

“¿Sería pues la existencia de varios tiempos la única manera de construir el porvenir en un espacio, para vivir mejor en el otro? De esta manera, la relatividad del tiempo no sería una singularidad misteriosa de nuestro Universo sino que sería sencillamente la consecuencia directa de una propiedad mucho más esencial del transcurso del tiempo: su variación imperceptible y estroboscópica necesaria para un desdoblamiento vital.

¿Cómo ha podido constatar esto científicamente?

—Entender el mecanismo matemático puesto en práctica es delicado. Si hablamos de dos tiempos diferentes, hay que encontrar la ecuación que permita ser el observador del primer tiempo y el observador del segundo tiempo; si no, no puedo utilizarlas.

“La teoría del desdoblamiento necesita pues de una ecuación que sea un cambio de escala de observación y que permita cambiar el tiempo y el espacio. En la teoría del desdoblamiento, el horizonte de un observador se vuelve la partícula para otro en un nuevo horizonte. Además, una partícula para un observador es siempre un horizonte de partículas para otro.

“El encaje, el horizonte-partícula, permite diferenciar los tiempos del desdoblamiento, según las dimensiones R del horizonte y las rotaciones π de las partículas.

“El resultado es una ecuación de desdoblamiento que une dos observadores que no se conocen, quienes pueden intercambiar informaciones en tiempos imperceptibles durante su desdoblamiento. Podríamos entonces hablar de ‘intrincación’ de partículas desdobladas.

“Esta teoría explica, entre otras cosas, que ninguna partícula puede tener una trayectoria rectilínea, sino que todas tienen una trayectoria curvilínea: esto explica el conocido espín de las partículas que giran sobre sí mismas, de la misma manera que la Tierra gira alrededor del Sol al tiempo que gira sobre sí misma.

Entrevista de 11 páginas a lo largo de las cuales el físico Jean-Pierre Garnier desarrolla su apasionante teoría sobre el desdoblamiento de los tiempos, a la vez que nos da claves sobre cómo aprovechar este descubrimiento para tener una vida mejor y repleta de sentido. Puedes leer la entrevista completa en el número 90 de la Revista Athanor (noviembre – diciembre 2011).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: